Sunday, April 03, 2016

Concebido y no deseado



Ea, pequeñín, ea, vas creciendo muy deprisa,
para sentir la brisa,
hacer deporte, ver el sol, la nieve y las montañas,
y soñar hazañas.
Un día algo cambió, palpaste la turbación:
no habrá para ti cuna, ni cariño, ni canción…
una saeta letal te ha parado el corazón.
 
Pero hay un mundo mejor,
donde justicia y verdad superan tanto dolor.
 
José Ignacio

 

1 comment:

Luis Terrados said...

Fantástico. Real. Interesante. Reflejo por desgracia, siendo descripción exhaustiva de forma clara, concisa e infinitamente correcta de lo que mucho ocurre.

Dios nos ayuda. Los amigos y amigas también. Siempre Adelante.

Como empecé el comentario: fantástico, real e infinitamente interesante.